miércoles, 15 de julio de 2009

Cuadernos BDSM: Las relaciones 24/7

Este mes de julio la revista Cuadernos BDSM ha sacado un número especial dedicado a las relaciones 24/7; o sea aquellas en que los participantes conviven y se mueven dentro de los parámetros BDSM las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.

Lo interesante de este número especial es que dedica la mayoría de sus páginas a presentar experiencias auténticas de parejas que han hecho realidad este estilo de vida. Los propios participantes son los que cuentan cómo es su vida cotidiana, los problemas con se encuentran, cómo lo compatibilizan con su funcionamiento en el medio social y laboral...

La principal conclusión que se saca de la lectura de ese conjunto de experiencias es la variedad. La organización de los detalles difiere totalmente entre unos y otros. En una pareja el dominante corre con todos los gastos, en otra trabajan y aportan por igual; en esta el sumiso realiza las tareas del hogar, en aquella las hacen ‘a medias’. Unos practican juegos sexuales durante el desarrollo de la vida cotidiana, otros los limitan a sesiones o actividades de dormitorio. En algunas parejas las prácticas son intensas en cuanto a dolor, amplitud de los juegos, etc; en otras las actividades son mucho menos espectaculares, limitándose a actos casi simbólicos...

Es decir que no hay ninguna receta correcta –como tampoco la hay para las parejas vainilla-, ningún estilo o forma de organización específica que garantice el éxito... Cada uno ‘se lo monta’ a su manera y va encontrando un camino. Esto me parece normal y sano; pero con todo... ¿hay algún factor a tener en cuenta para contribuir a una relación 24/7 estable? Creo que hay al menos dos temas importantes.

El primero es que la relación D/s ha de ir más allá de la pura excitación erótica. Es conveniente que haya una voluntad de servidumbre, un deseo de poseer y ser poseído en un sentido mucho más amplio que la posesión durante el juego sexual. Una sumisión mental, una cesión de las decisiones y responsabilidades en múltiples áreas y no solo en la sexualidad. En mi opinión, esa cesión del poder en áreas no sexuales de la vida es lo que marca el paso a la esclavitud y abre el camino a una posible relación 24/7.

El otro punto importante viene planteado por esta pregunta: ¿Pueden coexistir desigualdad e intimidad? La revista reproduce un amplio texto del libro “BDSM: Introducción a las técnicas y su significado” (Editorial Bellaterra, 2004). El autor de ese texto, Jay Wiseman, se plantea:

Todos los seres humanos tienen una necesidad personal de relacionarse con sus semejantes ... en un plano íntimo. Un marido y una esposa, u otras dos personas sentimentalmente comprometidas, son presumiblemente tales semejantes íntimos. De todas maneras, si dos personas tienen estructurada su relación de tal manera que en un nivel muy fundamental no son semejantes, ¿cómo pueden obtener intimidad con sus semejantes?

Es un tema interesante: lo que se plantea es cómo hacer compatible el diálogo, la amistad, la cooperación... imprescindibles para hacer funcionar una relación a largo plazo, con el rol de amo y perrito, por ejemplo, en el que el ‘sub’ prácticamente no puede hablar sin permiso y ha de comportarse con la obediencia de un objeto...

La solución más común a este problema es que la pareja evolucione hacia un patrón de comportamiento en el que asuman un rol parte del tiempo y como semejantes íntimos en otros momentos. Normalmente, la principal diferencia entre una relación 24/7 y una más convencional de dominación/sumisión parece ser la fluidez con la que los que forman parte de ella se mueven dentro y fuera del rol: a menudo, un simple cambio de comportamiento o de tono de voz en la parte dominante indica que han “cogido las riendas” y ahora se están relacionando no como semejantes, sino como propietarios, y el sumiso debe cumplir.

Buen sistema; y, en efecto, vemos en las experiencias reales relatadas varias alusiones a esta forma de funcionamiento. No obstinarse en mantener rígidamente el rol, sino hallar las formas de tomarlo y dejarlo fluidamente, dando paso a otros aspectos imprescindibles para la buena marcha de la pareja.

No os perdáis este especial 24/7 de Cuadernos BDSM, y... ¡Felices fiestas (el 24 de julio) a todos!


5 comentarios:

Gabrel dijo...

En cierto modo te devuelvo la visita, animado por la curiosidad de tu comentario en Trazos.

Creo que el artículo-comentario que has realizado se fija en los puntos claves de cómo llegar y sostener un vínculo 24/7.

Los editores de Cuadernos BDSM se pusieron en contacto con nosotros a la vez que con otros colaboradores que no sabíamos quiénes eran. Igual sucedió con todo el contenido final de esta edición, que sólo lo conocimos cuando ya estaba publicado, de modo que salvo el artículo que escribimos, todo lo demás era novedoso para nosotros. De modo que, cuando llegó a nuestras manos, la lectura la hicimos con mucha atención y fijándonos en detalles, en cosa, motivados por la curiosidad y temiendo no haber sido demasiados repetitivos en las mismas cosas.

Del mismo modo, al final de la lectura de Cuadernos sentimos que había una distancia 'muy grande' que separa la realidad experimentada y contada por varias parejas con la teórica definción que enfatiza en el 24/7 como un contínuo sometimiento (principalmente erótico) por la sumisa-esclava en servidumbre a su Amo, definición que tanto se prodiga en muchos sitios. Nos llamó incluso la atención, que entre las experiencias contadas hubo una pareja que negaba que ellos practicasen un 24/7.

Al final nos hicimos estas preguntas: ¿Habrán quedado bien descritos los vínculos 24/7? ¿por qué, si esta es la realidad y definición práctica de un 24/7 (una realidad diversa y adaptativa), no coincide con lo que comúnmente y en la teoría se define como un 24/7?, ¿o es que estamos equivocados en llamar a estas experiencias 24/7? ¿o es que no sabemos alcanzarlo? ¿o es que en efecto es una utopía? o, realmente, ¿no habrá que, definitivamente, hacer una mejor comprensión-definición? ¿y qué hacemos con todos aquellos que incluso menosprecian que las nuestras sean realmente relaciones 24/7? ¿podremos algún día desmitificar el 24/7 como el summun del vínculo BDSM?

Un saludo, Gabrel

_nefer_ dijo...

Un saludo para MisterEddy y Gabriel.

Con permiso paso a explicar un poco por encima lo que para mi significa un 24/7 en base a mi experiencia de 5 años como sumisa con relaciones reales e iniciada por un AMO SADICO DOMINANTE.

Para mi vivir un 24/7 no significa convivir con la parte DOMINANTE sino estar a su disposiciòn las 24 horas, bien puede querer usarte todo el dia o tal vez en absoluto.

Las bases que me quedaron fijas de esa doma y educacion inicial y las cuales son base de mi sumisiòn son varias.

_La funciòn de un sumis@ es hacer feliz a su DOMINANTE de la forma que èl desee.
_El dolor que un sumis@ soporta es la demonstraciòn de amor adoraciòn y respeto hacia su DOMINANTE.
_Tres son las cosas que estàn por encima de cualquier consenso o acuerdo, LA SALUD, EL TRABAJO Y LA FAMILIA.

Con el paso de los años he ido viendo como cada DOMINANTE hace de su capa un sayo y lo vàlido es lo que entre la pareja D/s se pacta.

Sobre la parte eròtica o sexual opinar que para mi no es imprescindible y como sumisa va delegada en los deseos del DOMINANTE.

Por otro lado tenemos la Dominaciòn mental personalmente sin la cual para mi no hay una entrega total de la cual parte la entrega de cuerpo y alma.

En resumèn por encima es como yo vivo la D/s.

_nefer_

MisterEddy dijo...

nefer, mil gracias por compartir tu experiencia.

Parece claro que en tu caso, sí has vivido un rol de dominación mantenido constantemente, al contrario de otras experiencias en las que se da la alternancia de ese rol con otro de 'intimidad más igualitaria'.

Lo que no me queda claro es la forma en que tu lo has vivido es la ideal para ti, o si te has encontrado con esa situación y simplemente la has sobrellevado...

En tus relaciones 24/7 ¿cómo se solucionó la necesidad de intimidad dentro de la pareja? ¿no lo echas o has echado de menos de alguna manera?

Besos y hasta pronto

maría dijo...

Me gustan esos dos temas que has planteado, una vez decidido que cada quién viva la relación como le parezca.

La primera: ¿ha de ir mas alla una relación d/s que lo puramente erótico?, en eso estoy completamente convencida de que si, que tiene necesariamente que ir mas allá, una pareja d/s creo que debe buscar en su interior todo aquello que necesitan liberar, la suerte es que hay muchos medios para ello.

la segunda, ¿pueden coexistir desigualdad e intimidad?, desde mi punto de vista no es que pueden es que deben. Que hay desigualdad es evidente, uno ordena y otro obedece, pero eso no quita para que el que ordena se de en cuerpo y alma a la otra persona y por lo tanto, que estén convencidos de que ambos deben ofrecer alma y cuerpo en su relación.

Un beso

jm deMararía dijo...

Buen artículo que desmitifica este tipo de relaciones y las lleva al terreno de lo real y cotidiano.
Yo soy esclavo de mi Ama, jm{Mararia} con el blog cuya dirección es www.demararia.blogspot.com.es y pretende relatar nuestra vida en común basada en la relacion 24/7.
Para nosotros esta relación como cualquier otra debe estar basada en el amor entre ambos, en el cariño, en la admiración por el otro. Con esta base que construimos los dos nos planteamos llevar una relación D/s 24/7. En esta relación nuestra todo tiene cabida siempre que mi Ama así lo desee. Yo trabajo, Ella no y la cubro de felicidad y alegría así como le sirvo en todas las facetas de la vida diaría: para mi es mi Dueña, mi Reina, mi Diosa.
Por supuesto no todo es sexo, como tampoco lo es en otro tipo de relaciones. El 24/7 supone conocer a tu Dueña, complacerla haciéndola sentir única, satisfacer todos sus gustos, realizar todo tipo de tareas y trabajos para Ella, estar preocupado y pendiente de Ella siempre y en todo momento. En fín solo me queda deciros que cada relación es un mundo y este tipo del que estamos hablando también posee numerosas y gratificantes formas de llevarse a cabo. Lo que importa a fin de cuentas es la felicidad de ambos.