lunes, 26 de mayo de 2008

La sumisa insumisa. Comentario

Por fin acabé de leer La sumisa insumisa; el libro de Rosa Peñasco que ya todos conocerán. La verdad es que al final no me llenó tantísimo como había esperado al principio...

A lo mejor es simplemente un gusto personal, pero con algunos giros de la historia no he conectado del todo.

En resumen, para no extenderme y no hacer un spoiler: me parece que casi todas las peripecias amorosas que relata (el cortejo, el engaño, el abandono con el consiguiente enardecimiento que causa, las dudas, el viaje hacia el amado, la impaciencia y el miedo por el encuentro...) son elementos genéricos de cualquier proceso de enamoramiento.

Lo cual está muy bien para explicar cómo la protagonista llega a enamorarse; pero no explica el salto repentino de una sensibilidad ‘vainilla’ a disfrutar plenamente de toda la parafernalia bdsm (dolor, penetraciones varias, cera, suspensiones, látigo, watersports...), todo desde el primer momento y sin preparación alguna...

Es como si relatara muy extensamente como ella llega al amor y, cuando llega; el bdsm le viene ya todo entero y de golpe. Yo hubiera preferido que el amor llegara al principio y luego hubiéramos visto el proceso gradual y hermoso de introducción y profundización en las prácticas bdsm...

Pero ¡cuidado! No sea que por hacer un poco de crítica parezca que no me ha gustado el libro o que no merece la pena. Al contrario: encuentro extraordinario que una novela sobre este nuestro estilo de amar / gozar se escriba con calidad de obra literaria; que sea premiada en concursos y que se encuentre con toda normalidad en librerías y grandes almacenes...

Y espero que lea La sumisa insumisa mucha gente que antes no supiera nada del bdsm, pues es una buena toma de contacto y una interesante novela.

6 comentarios:

borrasca dijo...

No conozco la obra pero por lo que dices parece que vale la pena leerla.

Besos borrascosos

MisterEddy dijo...

Si, sí que la vale, sin duda

artemisa dijo...

La acabo de leer. Y bien, en lineas generales me ha gustado ... aunque quizá habría esperado "algo mas" (como quiera que se defina ese "algo mas").Es uno de esos libros que me he leido de un tirón, pero que sin embargo al final me ha dejado con la sensación de que echaba de menos algo.

Como que se le podía haber sacado algo mas de jugo. Profundizar un poco mas en el paso de lo vainilla al bdsm.

Aun asi, también opino que si que vale la pena leerla. Vamos, que no me ha disgustado.

He descubierto tu blog a través de zan y con tu permiso, me daré una vuelta por aqui mas a menudo, pues me gusta lo que he encontrado.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Claro que vale la pena leer la sumisa insumisa. Creo que hay libros específicos de BDSM que están ocultos, restringidos a los que amamos este mundo, pero relegados a los rincones.

Lo bueno de esta novela, a mi entender, es la sencillez, la naturalidad, la calidad de esa sencillez, el profundo respeto al BDSM, y las reflexiones que destila la obra. Es ahí donde está su grandeza: hacer lo comlejo fácil, tan fácil que no parece que estén esas reflexiones.

Es muy buena para una primera toma de contacto (al menos yo me he identificado totalmente con mi primera vez), y muy buena para que todo el mundo deje de vernos como tarados, maníacos y locos.

Deberíamos agradecerle a la autora la forma con la que ha conseguido que "los no bdsm", aprendan que hay otras formas de relacionarse igual y hasta más dignas que otras (al fin y al cabo lo nuestro es consentido, y la autora incide en ello muchas veces).

Respecto a la intensidad, pensemos que describe un cambio (en mi opinión no es amoroso, sin más), sino otra forma de ver la vida. Pero una cosa: si esta novela tuviera "segunda parte", seguro que ya sería mucho más dura.

¿Por qué no le decimos a Rosa Peñasco que escriba lo qué fue de Paula después de Barcelona?

Gracias rey por este rinconcinto que visitaré de vez en cuando...

Gabrel y ona{JV} dijo...

Esta tarde escuché en la Cadena Ser una entrevista a su autora, donde hizo especial mención a los valores y símbolos que ha podido ir descubriendo en el BDSM como subcultura más allá de las propias peripecias del medio que empleó como fuente de inspiración, el chat e internet.
Creí entenderle que su fascinación por el BDSM empieza y termina en su novela, que recibió el Premio de Novela Ciudad de Irún en el 2006, aunque también reveló su deseo que algún director la tomara como guión para el cine.
Durante el periodo de entrevista puede agradablemente escuchar la naturalidad con el que el BDSM deambulaba por las ondas como si el Estilo de Vida estuviera completamente insertado en las prácticas de nuestra sociedad, cosa que no deja de ser impactante. Rosa Peñasco hizo referencia a la extensa documentación e información que hoy puede encontrarse en Internet y libros de referencia.
Saludos
Gabrel

Anónimo dijo...

El libro es puro aburrimiento